Archivo para la categoría Me toca la polla

Observando el tráfico

A menudo me gusta observar a la gente. Ahora que voy en Quad tengo que estar más pendiente de lo que pasa a mí alrededor, por ello veo cosas que antes pasaba por alto.

Observo para encontrar algo que me llame realmente la atención, es decir, una tía buena o algo. Lo que más llama la atención es la poca educación y el estrés que se respira en el tráfico.

Las personas siempre quieren ser siempre las primeras en todo. Si para conseguirlo hay que joder al prójimo pues se jode y punto.

Es curioso ver la poca gente que pasa por un paso de cebra cuando este se encuentra en verde, pero cuando el muñequito se pone a parpadear todos corren como estadounidenses para pasar, estén en medio de dicho paso o a 300 metros del mismo. Cuando ven parpadear el muñeco verde a la gente le entra un ataque de ansiedad y no pueden esperar al siguiente turno.

Otra cosa que llama la atención son las motos. Tienen licencia para saltarse los semáforos. Ven un semáforo en rojo y ven el cielo abierto. La Policía Local hace vista ciega a este comportamiento y se preocupa más en multar a los que están mal aparcados, pues ello da más dinero y es menos trabajoso. A mi realmente me la suda, no así si van sin casco, en ese caso les deseo una pronta caída a modo de susto.

¿Que me decís de los autobuses y taxis? Sin respeto ninguno por el resto de conductores, tocan la polla hasta la saciedad. Estoy completamente seguro de que si reuniera 50.000 sevillanos con carné en el Estadio Olímpico y dijera: Que levante la mano quien no haya estado jamás a punto de chocarse con un autobús. Levantarían menos gente la mano que piedras tiraron el día que Jesucristo pronunció su frase. Vale que tengan prioridad de paso, pero hijos de puta, no a toda costa.

También me molesta y mucho la gente que pita nada más cambiar el semáforo de color. Parece que están con el dedo preparado en el claxón para accionarlo en el momento en que el verde ilumine el semáforo. Yo para joderles siempre salgo lentito, si repiten el toque de pito con hacerles un corte de manga es suficiente para tranquilizarlos.

Hasta aquí el quejarse por hoy, que estaba hasta la polla del tráfico en Sevillay necesitaba desahogarme, maldito Serrin.

Lo único bueno es cuando una bella mujer me mira y al observar mis trabajados brazos busca alguna excusa absurda para que me pare a hablar con ella. Como la última morena que me dijo que si le podía ayudar a arreglar la trócola que se le había descolgado.

Image Hosted by ImageShack.us

Vaya, entendí mal, lo que quería era comerme el trócolo

12 comentarios

Manual de como pasarlo mal (Parte I)

En multitud de ocasiones las situaciones que provocan los devenires de la vida hacen que lo pasemos mal. Ya sea por imprudencia, por factores ajenos o medioambientales; pero fuere como fuere, no podemos evitar esas situaciones y al final siempre deseamos que nos trague la tierra. En esta primera entrega os ofreceré el modo más suave y conforme se vayan sucediendo éstas entregas irá subiendo el nivel.

Parte I – Soft

Soft, que significa suave, pero es que esta palabra queda demasiado gay y por eso el motivo de ponerla en inglés. Sin más, empezemos enumerando varias situaciones en las que puedes pasarlo mal.

El Corte de la mujer maldita

Es un viernes por la noche, estás eufórico, llevas toda semana trabajando o/y estudiando y solo quieres un poco de desasosiego, desconectar un poco de todo el ajetreo de la urbe o, como suele ser normal, cogerte una cogorza con los colegas. Estás ya con tu tercer cubata, en tu salsa, que te sales. La falsa sensación de seguridad que te induce al alcohol aderezado con un “no tienes huevos” de un colega, hace que te creas invencible ante cualquier adversidad. Entonces pasa una bella mujer, es el momento campeón, ataca.

- Oye, oye. Ven chiquilla, que te tengo que decir una cosita – Dices medio gritando

- ¿Qué pasa? – contesta gentilmente aunque con desconfianza

- ¿Te quieres casar conmigo? Es que mis amigos y yo queremos irnos de putas y nos hace falta una despedida de solteros, por eso te digo. Pero vamos si quieres luego nos divorciamos, pero la casa me la quedo yo eh, no seas tan arpía como tu madre, puta.

Esto, obviamente, ha ocurrido en tu mente. Cuando te diriges a la bella mujer, gritando, ésta sigue caminando o te echa un mirada de odio y pasa ti. Mientras, tus amigos se rien y tu no sabes donde meterte

Image Hosted by ImageShack.us

¿Qué quereis? No sabía que foto poner

 

Me ha debido de sentar algo mal. Es que he mezclao

Tu edad es temprana, el verano llega y es cuando empiezas a salir de verdad con tus amigos. ¿Cómo se traduce eso de “empiezas a salir de verdad con tus amigos”? Efectivamente, comienzas a beber. El día puede ser cualquiera, aunque es preferible que se entre semana, por las consecuencias.

Tus amigos te llaman, te cuentan el plan, han comprado botellas. Es algo nuevo, sois unos malotes, vais a emborracharos. Como aún sois jóvenes, empezais pronto, nada más cenar. Son las 10 y ya estáis en el parque, haciendo chistes absurdos. Cuando son las once estáis todos con los mofletes colorados y ya hay uno que comenta “a las once y media tengo que estar en mi casa“. Y así es en la mayoría de los casos. Son ya las 12:30, te cuesta mantenerte de pié y vas de camino a casa, pensando que mañana recordareis vuestra hazaña entre risas.

Llegas a tu casa, ves la luz del salón encendida y la televisión a toda voz. Su puta madre, está tu padre despierto. Al escuchar la puerta, se levanta y pregunta a que se debe tu retraso. En un alarde de ingenio intentas apelar al orgullo de tu padre por su hijo “Papá, es que estaba con una chavalita“. Crees que te vas a librar y empiezas a caminar hacia tu cuarto. Pero se te ha olvidado algo esencial: Estás borracho, se te traba la lengua al hablar y tu padre no ha entendido nada.
- Espera un momento – te dice mientras se acerca a la par que se percata de tu estado – ¿Estás borracho?

- No, papá. Es que me ha debido de sentar algo mal

- ¿Algo? ¿El primero o el séptimo cubata?

- No, no han sido tantos, es que he mezclao.

- ¿Que has mezclao? Serás cabrón, dirás que te has hinchao a mezclar. ¡PLAF! (sonido onomatopéyico que indica un guantazo a mano abierta)

Depende del padre las situaciones suelen ser varias, pero la torta a mano abierta es la solución más recurrente. Tú solo quieres meterte en la cama. Se pasa muy mal.

Image Hosted by ImageShack.us

Hay veces que no se llega a casa


El apretón a traicción

Ve con ilusión, da una buena imagen y que te valoren es importante. Vas bien, estás poniendo empeño, tu jefe revisa tu trabajo buscando faltas pero no las encuentra. Llega la hora del bocata y vas al bar a tomarte una media con aceite. Hombre, ante todo sabes cuidarte. Empiezas a intimar con tus compañeras de trabajo, principalmente con las que están buenas.

El segundo día también sale bien, parece que este trabajo va a ser el tuyo. Pero llega un momento crítico. La tortuga empieza a asomar la cabeza. Joder, no puedes aguantarte. Pides permiso y te retiras al water, intentando hacerlo lo más rapido y discreto posible. Su puta madre, no queda papel higiénico. Se te presenta una situación jodida, tienes que decirle a tu jefe que te estás cagando y no queda papel.

- Perdona

- ¿Qué pasa Diego, hay algún problema?

- Más o menos. Tengo una urgencia y no queda papel higiénico

- Ah… Bueno… Entonces, no te preocupes. Ven conmigo, que allí hay

Es muy jodido, se pasan muchos apuros en la conversación y reunir el valor para acercarte a decir eso también cuesta bastante. Esta situación personalmente he tenido que vivirla en primera persona. Qué le vamos a hacer, soy de cagada fácil.

Image Hosted by ImageShack.us

Cuida donde cagas, él nunca lo haría. Bueno sí, de hecho lo hace a diario

Bueno, y hasta aquí el manual de como pasarlo mal. Y no os quejéis, madafakas, que es la versión suave o soft, ya sabéis, para que quede más cool.

10 comentarios

Sevilla 1 – 4 Almería, la puta bocina

Vengo enfadado del campo del Ramón Sánchez Pizjuán, el Almería (un saludo a los Zapilleros almerienses) nos ha barrido 1 – 4 sobre el terreno de juego, nos han metido cuarto y mitad de chopped por vía anal y sin anestesia.

Pero no es eso lo que me ha traído por la calle de la amargura, que también, si no un niño que tenía toda la pinta de ser la primera vez que pisaba un campo de fútbol.

¿El motivo de que el niño cabrón me ha tocado de sobremanera mis santos cojones?

La bocina con la que iba armado. Parece que el padre no le ha podido comprar al niño una camiseta del SFC, ni una bufanda tan típica en el Estadio Sevillista, tampoco una gorra o una bandera, no, claro que no. El padre le tiene que comprar una bocina al niño para que este me tocara los cojones.

La lluvia a sido incesante durante todo el encuentro, el Sevilla no hacía más que fallar una tras otra, el Almería por su lado cada vez que llegaba mojaba. Lo dicho 1 – 4.

Pero el niño diabólico a lo suyo, dale que te pego a la bocina.

Que marca Alves en propia puerta, toque de bocina.

Que Negredo se adelanta al Mosca para poner el 0-2, toque de bocina.

Que Ortiz marca el 0-3 en el uno contra uno ante Palop, toque de bocina.

Que expulsan a Adriano, toque de bocina.

Que marca el Negredo de nuevo el 0-4, toque de bocina.

Que falla Kanouté un penalti, toque de bocina.

Que cantan los Biris una canción, el niño toca la puta bocina.

Me estaba volviendo super violento con el sonido inaguantable de ese artefacto. Me entraron ganas de coger al niño por el pelo y darle chocazos contra el hierro de la vaya. Ganas de coger la bocina y metersela por el culo a modo de cohete americano. De coger su cabeza y la de su padre y chocarlas una contra la otra hasta que le reventaran las orbitas oculares.

Pero finalmente me he cabreado en silencio.

No a las bocinas en los estadios de fútbol, que cosa más horripilante por Dios.

 

15 comentarios

El cine no es original

Vengo del cine de ver una película de mierda, 27 vestidos. La he visto porque mi acompañante lo exigía para tener la cita conmigo y yo como buen hombre e aceptado cabeza gacha incluida.

La película en sí, como ya he dicho, una enorme mierda. Argumento pésimo, mucho hablar de gilipolleces, ni un solo disparo y lo que es peor, ni una sola teta al aire.

Este post no es para hablar de la película de una maniática de las bodas, sino de lo previsible que son todas las películas que salen día a día.

¿Qué coño les pasa a los directores? ¿No tienen ideas?

Joder todas las películas de amor son iguales, las de acción son iguales… ¿Las de miedo? Todas iguales.

Cada película que sale nueva parece una secuela de todas las demás de su género, menuda mierda de guiones ¡Son todos iguales!

Las películas de amor por ejemplo, hay dos ramas. Rama uno: Los dos protagonistas se eran súper amiguitos de niños, se separan por causas del destino. Se encuentran a los 20 años, recuerdan los viejos tiempos, patatín patatán, discuten pero el amor que les une es tan hipermegafuerte que terminan casándose. Rama dos: Ambos protagonistas se conocen desde el anonimato (vía internet… etc.), un día se conocen en persona y echan un polvazo del quince. A continuación tienen una pelea durísima y la chica (casi siempre) no quiere saber nada del chico, pero este como es un calzonazos que no se come ná se pone to´pesao. Finalmente la tía descubre algo bueno del menda y le perdona, un intercambio de fluidos salivales termina con el coñazo de película.

Las películas de asesinos otro caso más de originalidad cero. Todos los films de asesinos igual: Sale asesino matando gente, siempre del mismo grupo de amigos, estos empiezan a investigar para salvar sus vidas. El punto de investigación puede dar dos resultados: El primero que el asesino mate por tener una infancia difícil, donde era un marginado y le daban collejitas por primaron. El segundo resultado da que el asesino mata por que ese grupo de amigos ha hecho algo que merecen pagar con su vida. El final de estas películas tiene cuatro opciones: Una, el asesino se mata sólo por un error de cálculos. Dos, el protagonista le pega un tiro en la cabeza y se lo carga. Tres, matan al asesino por la espalda con un cuchillo, en este caso la heroína siempre sería una chica. Cuatro, muere un inocente y el verdadero asesino sigue vivo, es decir que habrá una secuela aún más mala.

También están las películas de intriga, que de intriga no tienen un mojón. Quien no sepa que va a pasar es de esos que no pillan ni una, los denominados cortitos de mente. En estas películas todo queda claro de un principio, todo parece indicar que el malo es uno fijo, todos los tiros van en la misma dirección, pero como todas las películas son iguales yo ya sé, que el malo al final es alguien que o bien ha salido poco (en dos o tres escenas) o bien el malo es alguno de los “protas” que resulta ser un traidor y se ha quedado con todos los notas.

Las películas de terror, no me dan miedo desde que tenía cinco años y ví alguna de Fredy Crugger. También cortitas y con sifón. Todas tratan de lo mismo, una maldición muy mala que circula por todos lados y la lia que te cagas. Al final de una manera absurda se libran de ella.

Las comedias, chistes absurdos y guiones paupérrimos. No sé ríe ni el mejor amigo del director para quedar bien.

Que decir de las de acción, en todas un superhéroe, tipo Pera (por lo de la suerte). Que le pasa de todo pero nunca muere. Puede caer por un barranco que se agarrará a la más débil de las ramas, puede explotar su coche que en el último instante habrá saltado sin que nadie se cosque, puede también recibir disparos que nunca le dará en un órgano vital y si le da para eso esta el chaleco antibalas, puede estar recibiendo una paliza de muerte que con su mega ingenio consigue vencer al malo y así hasta que gana.

Mi conclusión pues es que no hay originalidad en las películas de ningún tipo, las voy viendo y parece que ya la hubiera visto. Sé lo que va a pasar y me jode toda la película. Es algo que me hincha realmente los cojones.

Para terminar de quejarme lo hago con las películas adaptadas de libros. Si lees el libro antes de ver la película esta te decepciona mogollón. Te deja un sabor de boca asqueroso, con ganas de hacer daño a alguien. Lo pasé muy mal viendo Eragon, me daba pena ver como se cargaban el libro…

¿Donde están películas como El padrino? ¿Donde? Exprimirse el coco panta de garrulos.

Sin más de que quejarme, me marcho. Id en paz.

 

9 comentarios

Multa por aparcamiento

Y otra multa más para mi historial delictivo.

Esta vez por aparcar, según esta, en zona peatonal.

Cuantía económica de la sanción, 150 Euros.

Cuando voy al trabajo tengo dos opciones o aparcar en un hueco en los alrededores de este y darle dinero a un gorrilla para que no te destroce el coche, o aparcarlo en una plaza colindante donde todo el mundo aparca.

Ayer aparqué en dicha plaza junto a unos 20 vehículos más, al volver no me cosqué de nada fuera de lugar. Pero hace escasos minutos mi madre que venía de la compra con la fiera “Rover 200” me vino con la fatídica noticia: Niño, eres gilipollas te han vuelto a multar.

¿Cómo? –pensé-

Tengo dos opciones o aparcar donde todo el mundo o darle un euro a un gorrilla por la cara, por que el inútil del alcalde que tenemos no hace nada para que esa lacra social se extermine.

Si le diera todos los dias que voy a trabajar dinero al gorrilla para asegurarme de que no me multarán, le daría aproximadamente 30 euros al mes.

¡30 euros por aparcar en la calle!

El alcalde de Sevilla el tal Serrín (Monteseirin) es un incompetente. Desde este rinconcito te digo que no vales una puta mierda como alcalde, que desde que estas al mando todo va a peor.

Tienes la culpa de mi multa por aparcamiento, si exterminaras a los gorrillas de las calles no tendría que aparcar en la plaza (donde repito aparcan, todos los coches todos los días).

Tienes culpa de la falta de aparcamiento. El carril bici ha quitado un gran porcentaje.

Tienes culpa de todos los atascos. El carril bici en tramos ha quitado carriles de coches, aparte los semáforos se estropean cada dos por tres y ponen ineptos a dirigir el tráfico.

Tienes la culpa de la suciedad en la calles. Una escoba te daría por no dar soluciones.

Tienes la culpa de la gran cantidad de delincuencia. La policía no vale un pavo, llega tarde a los sitios y no da soluciones.

En fin tienes la culpa de todo, ojala nadie te vote por inútil, que eres un títere barbudo. A los que son como tú me los conozco.

Recomiendo leer este artículo del Pais 

 

Serrín dando explicaciones

 

13 comentarios

Odio a los mirones

Odio esa moda que hay entre los vacilones de quedarse mirando.

Si hay algo que me da coraje en este mundo es que la gente se me quede mirando sin motivo, me hacen sentir tonto y la mayoría lo hace para provocar.

Antaño, cuando yo era joven, cuando alguien me miraba le hacia una pregunta ¿Qué coño estas mirando capullo? La reacción no se hacía esperar, el mirón me daba una mala contestación y muchas veces se acababa en las manos.

Con los primeros pelos de la perilla he madurado un poco. Si alguien se me queda mirando me lo tomo a guasa. Soy consciente de mi atractivo y sé que esos varones que tienen duda sobre su sexualidad no pueden dejar de mirarme.

Hoy por ejemplo estaba en el gimnasio con mi fiel escudero Robe, y un nota no paraba de mirarme. Hiciera lo que hiciera el personaje no quitaba el contacto visual de mi ser. Le pregunté a Robe que si tenía algo en la cara y nada de nada, él me dijo que quizás era alguien con el que yo me había peleado anteriormente, cosa nada complicada si jugaba a fútbol, pero lo descarté porque su cara no me sonaba nada de nada, era insignificante para mí pero ahí estaba, mirándome sin pudor alguno.

Hoy me reía a carcajadas con mi amigo cada vez que lo veía mirando, es decir, siempre. La próxima vez que lo vea, si se me queda mirando le preguntaré si tiene alguna enfermedad mortal y quiere curarse con la visión de mi esplendor.

Me despido con una cordial mirada desafiante, pequeños almohadones rosados.

 

11 comentarios

Los Porros

Los porros… esa droga tan común entre los jóvenes. Esa droga que divierte mucho y que conozco pocos que no la hayan probado.

Yo entre ellos, sí puedo presumir de no haber probado ningún tipo de drogas, y los porros no son una excepción.

A mi me echa bastante para atrás saber que alguien fuma porros o se mete algún tipo de droga. En el mismo momento que lo sé pierde mi respeto.

Y mi respeto cuesta mucho recuperarlo.

La gente es un poco retrasada sobre este tema, para la mayoría los porros son un mundo apasionante, lo que no tienen es ni puta idea de sus consecuencias.

Para mí todo el que fuma porros sin saber nada de ellos y sus consecuencias es un subnormal de cuidado, y me la suda quien se sienta ofendido.

No saben que en cada porro que fuman pierden equilibrio y sensibilidad además de provocar trastornos en el sueño y apetito.

No saben que en cada calada pierden neuronas y que estas no se recuperan, es decir que cada calada te hace más tonto.

La marihuana por ejemplo disminuye el interés y la motivación además de crear dificultades de memoria y concentración.

A decir verdad yo tampoco tengo ni puta idea de los porros ni de sus efectos, pero ni me interesa porque no consumo ni consumiré jamás.

Desde mi punto de vista personal sólo puedo hablar del efecto de los porros en un amigo, nada agradable.

El que era mi amigo se perdió entre el humo, espero que algún día vuelva, hoy por hoy vive por y para los porros, puede fumarse de 3 a 4 diarios. Yo siempre que lo veo viene de fumarse uno o va a fumarse uno.

Da bastante pena ver a un amigo tuyo así la verdad, no le desearía a nadie que le pasara.

No sabéis el asco que da ver a tu mejor amigo convertido en un yonki, que cada vez que lo miréis a los ojos los tenga petados, que cada vez que habléis con el parece que estéis hablando con un robot medio mongolo, que nunca coja las cosas rápidos simplemente porque no puede.

Ahora gracias a las drogas, hay momento que ya quizás nunca se vuelvan a repetir.

Es una lástima, pero es así.

29 comentarios

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.