Declaraciones de Del Nido vía Wasap: “No soy calvo, estoy teñido de carne”

Wasap Del Nido

Del Nido habla sobre la alopecia, el gran tabú de la sociedad

9 comentarios

Walking Gayer

Salí de Madrid sobre las once la noche. Deseando por fin llegar a Sevilla después de varias semanas fuera de casa. Viajar en coche siempre se me hace largo, a pesar de que al volante soy conocido como el hijo del viento, por la manera que tengo de conjugar la velocidad con la elegancia en la conducción y por la gran cantidad de flatulencias que soy capaz de soltar en un viaje sin ton ni son.

Durante el viaje me acompañaba mi colega el pedazo de cerdo, una de esas personas que tienen un don con las mujeres a pesar de tener Facefoot en lugar de Facebook. Es el típico rompe bragas que no sabes como lo hace pero siempre tiene quince tías dispuestas a recibir una puñalada de carne por su parte. El viaje, sin embargo,  se me hizo ameno ya que estuvo contándome sus hazañas discotequeras, la facilidad que tenia para hacerle el famoso puente a las mujeres o como el rompía el hielo con las feas, lo hacia contra sus caras. Tambien tratamos algún que otro tema de actualidad, pero vi que no estaba muy puesto y lo dejamos:

–          JD: Pedazo de Cerdo, ¿Que te parece lo de los bancos con las hipotecas?

–          PdC: Que son unos cabrones, los hipopótamos también tienen derecho a pasárselo bien, y es de hijos de puta que le quiten sus discotecas.

Deje al pedazo de cerdo en su casa, una pedanía a unos veinte kilómetros de Sevilla, y entrando por el puente del Alamillo por fin llegue a la ciudad a eso de las tres y media de la madrugada. Fue nada mas cruzar el puente cuando comenzó todo…

Las calles estaban vacias, totalmente en silencio. Coches destrozados tras haber colisionado contra las paredes ardian dando un halo infernal a las silenciosas calles.

Una gigantesca bandera del Orgullo Gay ondeaba con toda su pluma en plena Glorieta Olímpica. Atraidos por el olor de la gran cantidad de  PACHA IBIZA con la que me habia rociado antes del viaje,  las calles de la ciudad se empezaron a llenar de mariquitas zombies pidiendo carne hetero de manera descontrolada. Nervioso busquê el palo de cambiar a la gente de orientación sexual pero no lo encontré, debi olvidarlo tras mi encuentro con Guti.

Busque mi móvil y llame a Peligro, mi compañero de fechorias en Madrid, el cual llevaba ya una semana en la capital de Andalucía y quizas podría darme las novedades sobre lo que estaba ocurriendo.

–          Peligro: ¿Alo?

Colgué. Era demasiado tarde, el virus le había afectado. Mi única esperanza era el de siempre, Dieguito Brigante, su hombría tenia que ser inmune a la infección.

Conduje hasta Zapillo Street. Cientos de carrozas multicolores encabezadas por travestis de dos metros intentaban sacarme de la carretera amenazando con taladrarme el callejón de la peste, los esquive como pude manteniendo a salvo mi virginidad.

Ya en Zapillo pude ver como un hombre alto y musculado (por la perfección de su musculatura se veía claramente que había estado sometido al duro entrenamiento del P90) se liaba a golpes fulañeros contra una marabunta de seres empalmados dispuestos a desflorarlo. Era Dieguito y estaba en apuros.

Baje del coche y corrí al garaje, monte en la Suzi y arranque el motor haciéndolo rugir como en los viejos tiempos. Alzando el león amarillo espante a las locas, logrando un chance de escape para mi buen amigo montándose este rápidamente como paquete Torres, saliendo los dos por ruedas de allí.

–          JD: ¿Qué coño pasa aquí D?

–          D.Brigante: Ni idea J. al principio estaba bien, cuando los maricones empezaron a dominar la ciudad yo me alegre había muchas tías para mi insaciable polla, todas me iban a querer a mi, las inseminaría a todas creando así la raza perfecta MUAHAHAHAH. Pero luego todo se torció.

Inmediatamente hicimos trabajar al máximo esplendor nuestras privilegiadas mentes, buscando la panacea para la enfermedad. El primer paso para que las tetas volvieran a saber que estábamos en el mercado como buenos machos alfa era cambiar la bandera que se alzaba majestuosa en el cielo de la ciudad.

Con el cambio de bandera los hombres volvieron a ser hombres, se veía como todos se frotaban los ojos  y entraban en un trance curioso mientras miraban la bandera. El efecto fue inmediato y miles de mujeres salieron en Top Less de sus casas pidiendo carne fresca. Habia tantas mujeres en pelotas que Diego no tenia sabo para todas.

Armados con escopetas acabamos con toda resistencia  e intento homogayer de cambiar la bandera. Porque ya se sabe que dos tetas tiran mas que dos carretas.

Y así amigos, es como salvamos la raza humana una vez mas.

Pdt: Clave de humor, quien se lo tome mal que se meta por el culo el platano de la amistad y sople.  Vera el mundo mejor que si se come un Oll Bran de Kellogs.

Pdt: Las faltas de ortografia en los acentos es porque el teclado esta mal configurado y por la crisis no hay manera de arreglarlo hasta que nos rescate Alemania.

6 comentarios

Feliz 2012

Muchas cosas han cambiado desde que abandonamos el día a día en el blog.

Yo (Jotadé) por ejemplo ya no vivo en Zapillo Street, por motivos laborales he tenido que emigrar a la capital, Madrid, donde me estoy poniendo gordo – cebado, allí tengo una guerra abierta con los ecuatorianos por el dominio de la zona, pronto el nuevo cántico será “Madrid mañana será Sevillana” ya lo veréis. Tengo mucha suerte porque los ecuatorianos de aquí no son los negracos que juegan con las selecciones son pequeños seres muy cercanos en la escala evolutiva a los hobbits por lo que puedo darles patadas con facilidad, a mi me gusta llamarlos hobbits sudakas, ya sabéis que puedo llegar a ser muy ingenioso.

Brigante por su parte se lleva todo el día metido en su habitación, él dice que está estudiando, pero yo pienso que tiene un laboratorio secreto al más puro estilo Breakind Bad donde crea toneladas y toneladas de drogas con las que conseguirá dinero para dominar el mundo y así poder comprar, entre otras cosas, a Romaric para pegarle con un látigo mientras le hace correr con una caña de pescar a la espalda colgando de su anzuelo un buen morcón de la Sierra de Huelva. Me estoy riendo sólo pensando en Diego subido a lomos de Romaric gritando que va a dominar el mundo jajajajaja. Lo sé a ti no te hace gracia, por eso me cago en tu puta madre.

Para este 2012, agarramela entonce, no voy a prometeros la vuelta al mundo de Zapillo Street, más que nada porque no tengo internet en el piso en el que estoy. Tampoco voy a prometeros mujeres, porque no folláis ni pagando. No voy a prometeros nada. Sólo quiero que os esforcéis y luchéis por vuestros propósitos e ilusiones, que nada ni nadie os quite la ilusión de nada, que los zapilleros tenemos la polla tan grande que el sastre nos tiene que hacer dos mangas o algo así. Y que sepáis que aunque este blog no tenga ya actividad yo a veces lo miro y vuelvo a leer esos comentarios que me hacían tan feliz.

Así que nada, a follar, a follar que el mundo se va acabar, y Dora Exploradora es mujer explícita, Feliz 2012.

“Yo me ponía muy húmeda cuando leía Zapillo Street pensando en Jotadé y Diego Brigante”

“Yo tambien”

¿Puede que este post haya sido sólo una excusa para poner esas tetas? Sólo Dios y los Mayas pueden contestar a esa pregunta.

9 comentarios

Carlos el Yoyas

Carlos el yoyas, ese gran personaje que fue el primer expulsado de  la historia de gran hermano por violento sigue dando guerra. Hacía años que no sabía nada de él pero ayer vi en youtube su intervención en un programa catalán donde opinaba (o se cagaba en la puta madre) de los inmigrantes.

Viendo su intervención me partí literalmente la polla (me cayó un hacha en la punta del nabo) y tras ver que como político agresivo sería muy bueno busqué más sobre él youjizz, quiero decir, youtube. Con asombro vi que su participación en estos tipos de debates es bastante habitual y que quereis que os diga, yo me descojono con el loco éste que grandes frases, que gran uso de la léxica, eso sí, eché de menos su particular ¡Que te meto dos yoyas!

Aqui debatiendo con un escritor:

“No hace falta entrenamiento para ser tan capullo como tú”

“Al nivel vas a llegar tú para comerme la polla”

El programa de ayer hablando sobre la inmigración:

Brutal el último minuto y medio ¡Que te vayas a la meca!

Debatiendo con Indhira:

“Tu más que follar retrasmitías, bonita”

En este audio le hacen una broma telefónica, que cojonacos gasta el patillas.

“Tu madre no respeta el luto de tu padre, que fuerte”

“A ver si tienes cojones hijo de la gran puta, me cago en tus muertos, so mamon”

Me encanta la facilidad con la que suelta insultos,  para el recuerdo su gran frase: “Si Arturo tiene un delfín, yo tengo un tiburón”

5 comentarios

La verdad sobre el calambre de Rafa Nadal

Calambre Nadal

2 comentarios

El Woke y el Buyake se van de marcha.

La Trepidante historia del Woke y el Buyake. Introducción

Tras afincarse en Zapillo Street. El Woke y el Buyake decidieron que la mejor forma de ir conociéndose era salir de fiesta.

Se acicalaron y maquearon hasta las trancas. El Woke se decidió por una elegante camisa negra, unos pantalones chinos del mismo color y unos mocasines blancos, todo ello apuntalado rimel en las pestaña y un poco de su colonia preferida “Porca Di Putana”. Por su parte, Buyake mucho más fashion que su colega se peinó al más puro estilo de su paisano Neymar con una camisa blanca, pañuelo palestino, piratas blancos y unas Marypaz como calzado.

En plan killers fueron recorriendo las zonas de marcha sevillanas, pero en esta maravillosa ciudad ya se sabe que salir de fiesta en plan discoteca es una misión casi imposible. Tras ser rechazados por todos los gorilas chascados y retrasados que hacen de Van der Sar en las discotecas llegaron a la ambientada Calle Betis, la cual, para alegria de nuestros truanes  se encontraba llena de calientes guiris sediendas de carne en barra y leche condensada en cantidades industriales.

El Buyake sin pensárselo dos veces se acercó a la primera rubia despampanante que vio y le soltó un piropo bilingüe que nunca le fallaba en su Brasil natal:

Buyake: ¡¡¡ Ruuuuuuuubia !!! No tengo pelos en la lengua porque tú no quieres. Suck my dick, bitch.

La rubia con un rápido y certero movimiento de muñeca, cruzó la cara de nuestro moreno amigo que mirando a su colega exclamó ¡Si quiero me la follo!

Woke en vista del éxito obtenido decidió lanzarse por una alemana de pechos generosos y mirada penetrante. Compró un ramo de rosas y se acercó al objetivo para hacerle la romántica ofrenda. Extendió su brazo  con las flores y dijo:

Woke: ¿Crees en el amor a primera vista o tengo que pasar dos veces? La alemana sonrió, miró el ramo y dijo.

Alemana: Cinco rosas, un euro.

Woke y Buyake en vista del éxito obtenido siguieron caminando paralelos al rio entrando en un lugar llamado Río Latino, donde podrían mostrar sus mejores movimientos de cadera. Buyake empezó a beber cerveza y las mujeres milagrosamente eran todas guapisimas, montó un corrillo a su alrededor al mostrar al resto del local sus conocimientos de Samba. Mientras tanto Woke seguía a lo suyo y se dirigió a una morena de labios carnosos y culito de infarto.

– Woke: ¿Bailas?

Morena: No.

Woke: Entonces de follar ni hablamos ¿no?

Morena: Eres gilipollas.

Woke: ¿Pero te digo alguna tontería más o me la chupas aquí mismo?

La morena con un puntapié en la espinilla del asiático salió escopeteada de la zona. La noche continuó para nuestros protagonistas que usaron todo su arsenal de piropos para no ligar: “Me follaría a tu perro para entrar en tu familia”; “Tienes unos ojos que te comería todo el coño”; “Si fueras bocadillo te comería hasta la pegatina”; “Te voy a dar una lametazo del culo al coño y del coño al culo que no vas a saber si correrte o cagarte”…  y así sucesivamente.

El balance de la noche, fué cuatro guantas con mano abierta, tres escupitajos, un puñetazo en la boca del estómago y el puntapié en la espinilla. Por lo que nuestros Don Juanes al volver a Zapillo llegaron a una conclusión:

Buyake: Hay que follar más.

Woke: Sí, porque menos es imposible.


Abella dio un puñetazo en la boca del estómago al Woke cuando este le gritó ¡¡¡Morena te voy a comer la regla a cucharás!!! ¡Que estas más buena que tu puta madre!

6 comentarios

La trepidante historia del Woke y el Buyake. Introducción.

Esta es la fabulosa aventura de dos hombres nacidos para encontrarse y joder al mundo juntos.

El Woke nació en la gigantesca ciudad de Pekín (China), creció en una familia de la zona noble de la ciudad. En su vida siempre lo tuvo todo para ser feliz y cuando uno lo tiene todo el día a día le parece una puta mierda.Woke desde pequeño demostró una habilidad innata para estar feliz y motivado continuamente que nada tenía que ver con su privilegiado nivel social. Esta habilidad consistía en reirse del resto del mundo, en especial de los indigentes, y de elaborar planes para que ese divertimento fuera aún mayor aunque para ello tuviera que hacerle jugarretas de todo tipo. Con el paso de los años la monotonía le era más difícil de evitar, las putadas siempre se las hacía a la misma gente y Woke empezaba a necesitar un cambio de aires, necesitaba mostrarle al mundo lo hijo puta que  podía llegar a ser. Por ello,  a la temprana edad de 22 años viajó a Europa, a la alegre ciudad de Sevilla. Lo hizo sin organizar nada, a lo loco, despidiéndose tan sólo de la criada de su casa a la que pegó una patada en la boca antes de salir de su lujosa mansión.

Buyake sin embargo vió la luz en la otra parte del mundo, en la calurosa ciudad brasileña de Felpudo. Al contrario que su futuro compañero de hazañas Buyake se hizo hombre en las humildes fabelas de su ciudad  natal donde tuvo que aprender a sobrevivir comiendose las uñas de los pies o robando dodotis para sus hermanos de los camiones de los supermercados. En un lugar tan sufrido divertirse no era fácil, el ingenio era una habilidad de supervivencia y Buyi lo tenía muy desarrollado en el ámbito de putear a la gente con maléficos planes perpretados por una mente enferma. Él nunca era el brazo ejecutor sino la cabeza pensante, sus compinches eran el Asco, el Feo y el Putas, tres gemelos con síndrome de Kaiserlauten que hacían todo lo que el carimático Buyake les decía. Todo era idílico en su miserable vida, hasta que un día una de sus bromas se les fue de las manos y sus tres compinches acabaron bajo tierra.

Fueron condenados a trabajar en el Ostracismo, unas minas situadas a 500 kilómetros de Felpudo, donde no tenían contacto con nadie. Buyake costernado, cogió todos sus ahorros, los de sus tres amigos y los de un hombre que atracó a la salida de un banco y viajó a España, buscando un futuro más austero.

Y allí estaban los dos, en el Aeropuerto de Sevilla, sin saber donde ir. Ambos se quedaron parados en la parada de taxis y entonces ocurrió…

Woke: Joder Juan ¡como has cambiado!. Exclamó con los brazos abiertos mirando a Buyake.

Buyake: Esque no soy Juan.

… y se descojonaron de risa, no se conocían de nada pero en el fondo de sus corazones sabían que serían grandes amigos. Se presentaron, se contaron sus vidas, ambos mintieron como bellacos sobre ellos mismos y decidieron empreder la nueva etapa de sus vidas juntos.


Lo primero que hicieron fue alquilar un piso en la Calle Zapillo. Y las animadoras salieron a celebrarlo.

4 comentarios